LA SANTISIMA TRINIDAD

NUESTRA SEÑORA DE LAS TRES AVEMARÍAS

NUESTRA SEÑORA DE LAS TRES AVEMARÍAS
Modo de practicar esta devoción: Todos los días, rezar lo siguiente: ¡María, Madre mía; líbrame de caer en pecado mortal! 1- Por el Poder que te concedió el Padre Eterno. (rezar un Avemaría) 2- Por la Sabiduría que te concedió el Hijo. (rezar un Avemaría) 3- Por el Amor que te concedió el Espíritu Santo. (rezar un Avemaría) Fue la misma Santísima Virgen la que dijo a Santa Gertrudis que "quien la venerase en su relación con la Beatísima Trinidad, experimentaría el poder que le ha comunicado la Omnipotencia del Padre como Madre de Dios; admiraría los ingeniosos medios que le inspira la sabiduría del Hijo para la salvación de los hombres, y contemplaría la ardiente caridad encendida en su corazón por el Espíritu Santo". Refiriéndose a todo aquel que la haya invocado diariamente conmemorando el poder, la sabiduría y el amor que le fueron comunicados por la Augusta Trinidad, dijo María a Santa Gertrudis que, "a la hora de su muerte me mostraré a él con el brillo de una belleza tan grande, que mi vista le consolará y le comunicará las alegrías celestiales".

viernes, 5 de junio de 2015

ORACIÓN DE SANACIÓN

 

ORACIÓN DE SANACIÓN:

Padre Santo, en el Nombre de Jesucristo y con la intercesión de la Santísima Virgen María, de los santos ángeles, de los santos, de la Madre María de San José te presentamos a los enfermos en el alma, en la mente, en el cuerpo y en el espíritu y te pedimos para todos ellos y también para nosotros que nos sanes. Todo lo pedimos de acuerdo a tu Santa Voluntad Padre Santo, en el Nombre de Jesús, por los meritos de su Divina Infancia, por su Sangre Preciosa, por sus santas llagas, por su Resurrección que todo sea para tu gloria. Creemos en tu poder y te pedimos, oh buen Jesús que la fuerza del Espíritu Santo sea liberada ahora y que todos seamos curados. 

En el Nombre de Jesús y con la intercesión de María, Rosa Mística, de los santos ángeles, de los santos y benditas animas del purgatorio, te pedimos Padre Santo que nos sanes de toda herida profunda en nuestros corazones, de todo resentimiento y rechazo, de toda carencia de amor, de depresión y de soledad, sánanos de toda carencia afectiva. Sánanos de toda frustración, fracaso, complejo y trauma, de odios, de divisiones, de envidia, de hipocresía, de ira, rabia, (especialmente de...). Llena Señor en nosotros cualquier vacío que pudiera existir con tu presencia santa y danos tu llenura. Danos tu libertad y tu amor. Danos tu paz. 

En el Nombre de Jesús y con la intercesión de nuestra Madre Celestial María, Madre de la Iglesia, de los santos ángeles y santos del cielo, te pedimos Padre Santo que nos sanes de cualquier vicio que pudiéramos tener (especialmente de...), sánanos de todo miedo, temor, nerviosismo, angustia, ansiedad, e inseguridad, del orgullo y de toda soberbia. Sánanos de depresión, psicosis, obsesiones, de toda inestabilidad emocional y mental, decepción, desengaño, amargura, de rebeldía, de toda idolatría y superstición, de toda enfermedad mental, y de cualquier falta de perdón. 

En el Nombre de Jesús y con la intercesión de la Santísima Virgen María, de los santos ángeles, de los santos y benditas ánimas del purgatorio, Padre Santo te pedimos que nos liberes de toda atadura genética de cosa proveniente de nuestros antepasados. En el nombre de Jesucristo te pedimos que cortes Padre Santo en este momento cualquier atadura de pecado transmitida por nuestros antepasados, así como cualquier maldición heredada. 

En el Nombre de Jesús y con la intercesión de la Sma. Virgen María, de los santos ángeles, de los santos y benditas ánimas del purgatorio, te pedimos Padre Santo que nos sanes físicamente de toda enfermedad conocida o desconocida, de toda enfermedad curable o incurable. Sánanos especialmente de cáncer, de toda enfermedad glandular, de obesidad, anorexia, asma, artritis, artrosis, hígado, páncreas, vesícula, vaso, enfermedades circulatorias, de la sangre, de la presión arterial, de enfermedades en la piel, de alergias, de enfermedades respiratorias, de enfermedades estomacales, de nervios, de ansiedad, de stress, de anemia, de sida, 

(especialmente de...). 

Gracias Padre Santo por escuchar nuestras plegarias, sabemos que tu estas actuando con tu poder y que todo lo puedes. Señor en ti confiamos y en ti esperamos. Te damos gracias por todo lo que has hecho, por lo que estas haciendo y por lo que seguirás haciendo en nuestras vidas. 

Amén.


jueves, 11 de diciembre de 2014

CONSAGRACIÓN DEL HOGAR A LA SANTÍSIMA TRINIDAD

QUE NUESTROS HOGARES SE SEMEJEN AL DE LA FAMILIA DE NAZARET


Bendice, ¡OH Trinidad Santísima!, Padre, Hijo y
Espíritu Santo, este hogar que Te consagramos y que
ponemos bajo Tu augusto Poder.

Bendícelo y haz que en él impero la salud, la
gracia y la abundancia  para todos sus habitantes.
Disipa con Tu poder las amarguras, y danos paz y
tranquilidad a nuestras almas.

 Destina un Ángel para que custodie nuestro
hogar y sea el guardián de nuestra puerta, a fin de
que no entre a nuestro recinto el espíritu del mal.
Concede el descanso eterno a las almas de nuestros
familiares que, por Tu Voluntad, han abandonado su
puesto en este hogar.

 Bendice a los presentes y a los ausentes, y danos
a todos la Gracia de vivir en paz, para prepararnos al
gozo de Tu presencia celestial. Santísima Trinidad,
bendícenos y socórrenos en todas nuestras necesidades,
protégenos y ampáranos siempre y en todo lugar. Amén.

 Para Ti la alabanza,
para Ti la gloria,
para Ti la acción de gracias.
¡Oh, Santísima Trinidad!
Por los siglos de los siglos.
(TRES VECES)

jueves, 5 de junio de 2014

ORACIÓN DE SAN FRANCISCO DE ASÍS A LA SANTÍSIMA TRINIDAD.


Tú eres santo, Señor Dios único, que haces maravillas.
Tú eres fuerte, tú eres grande, tú eres altísimo.
Tú eres rey omnipotente, tú eres Padre santo, Rey del cielo y de la tierra.
Tú eres trino y uno, Señor Dios, todo bien.
Tú eres el bien, todo bien, sumo bien, Señor Dios, vivo y verdadero.
Tú eres caridad y amor, tú eres sabiduría.
Tú eres humildad, tú eres paciencia, tú eres seguridad.
Tú eres quietud, tú eres gozo y alegría.
Tú eres justicia y templanza.
Tú eres todas nuestras riquezas a satisfacción.
Tú eres hermosura, tú eres mansedumbre.
Tú eres protector, tú eres custodio y defensor.
Tú eres fortaleza, tú eres refrigerio.
Tú eres esperanza nuestra, tú eres fe nuestra.
Tú eres la gran dulzura nuestra.
Tú eres la vida eterna nuestra, grande y admirable Señor,
Dios omnipotente, misericordioso salvador.


miércoles, 16 de octubre de 2013

SALMO 90, SALMO PROTECTOR






SALMO  PROTECTOR

SALMO 90

TÚ QUE HABITAS AL AMPARO DEL ALTÍSIMO
Y RESIDES A LA SOMBRA DEL OMNIPOTENTE,
DILE AL SEÑOR: “MI AMPARO, MI REFUGIO,
MI DIOS, EN QUIEN YO PONGO MI CONFIANZA”.

EL TE LIBRARÁ DEL LAZO DEL CAZADOR
Y DEL AZOTE DE LA DESGRACIA;
TE CUBRIRÁ CON SUS PLUMAS
Y HALLARÁS BAJO SUS ALAS UN REFUGIO.

NO TEMERÁS LOS MIEDOS DE LA NOCHE
NI LA FLECHA DISPARADA DE DIA,
NI LA PESTE QUE AVANZA EN LAS TINIEBLAS,
NI LA PLAGA QUE AZOTA A PLENO SOL.

AUNQUE CAIGAN MIL HOMBRES A TU LADO
Y DIEZ MIL, A TU DERECHA,
TU ESTARÁS FUERA DE PELIGRO:
SU LEALTAD SERA TU ESCUDO Y ARMADURA.

BASTA QUE MIRES CON TUS OJOS
Y VERAS COMO SE LE PAGA AL IMPÍO.
PERO TU DICES: “MI AMPARO ES EL SEÑOR”,
TU HAS HECHO DEL ALTÍSIMO TU ASILO.

LA DESGRACIA NO TE ALCANZARÁ
NI LA PLAGA SE ACERCARÁ A TU TIENDA:
PUES A LOS ÁNGELES LES HA ORDENADO
QUE TE ESCOLTEN EN TODOS TUS CAMINOS.

EN SUS MANOS TE HABRÁN DE SOSTENER
PARA QUE NO TROPIEZE TU PIE EN ALGUNA PIEDRA;
ANDARÁS SOBRE VÍBORAS Y LEONES
Y PISARÁS CACHORROS Y DRAGONES.

“PUES A MI SE ACOGIÓ, LO LIBRARÉ,
LO PROTEGERÉ, PUES MI NOMBRE CONOCIÓ.
SI ME INVOCA, YO LE RESPONDERÉ,
Y EN LA ANGUSTIA ESTARÉ JUNTO A ÉL,
LO SALVARÉ, LE RENDIRÉ HONORES.
ALARGARÉ SUS DÍAS COMO LO DESEA
Y HARÉ QUE PUEDA VER MI SALVACIÓN”.

martes, 27 de agosto de 2013

AMADO PADRE MÍO







AMADO PADRE MÍO, QUE VES MIS NECESIDADES, TE OFREZCO EL CUERPO AMADO DE TU HIJO, EN LA HORA DEL GRAN DESAMPARO, LAS TRES DE LA TARDE. SUFRIENTE, ABANDONADO Y HUMILLADO, MURIENDO POR MI, QUE NO LE MEREZCO, TE LO OFREZCO PADRE MÍO, POR TODO LO QUE ME AFLIGE, QUIERO SENTIR TU MANO PROTECTORA QUE ME ALIVIE A MÍ Y MI FAMILIA, LA PAZ DEL MUNDO Y MI PAÍS, PADRE BUENO, QUE TANTO NOS AMAS AL DARNOS A TU HIJO,  TE LO PIDO, NO ME DESAMPARES, PERDONA TODOS MIS PECADOS COMETIDOS DE TODA MI VIDA, QUE TANTO TE HAN OFENDIDO, Y LLÉVAME A TU REGAZO COMO UNA PEQUEÑEZ QUE SOY,  TE LO SUPLICO POR NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO QUE VIVE Y REINA CONTIGO Y EL ESPÍRITU SANTO.

domingo, 7 de julio de 2013

UNIVERSO



“No se como definirte, esa presencia tan sutil en el universo reflejada.
Más, miro y miro encontrar tu semblanza, reafirmarme en tus creaciones.
Pues añoro lo que no he visto gran paradoja de lo infinito.
Inmensidad sin fondo inabarcable el todo poderoso, en su creación que nos habla más de Ti, de esa equidad justa, omnipotente y siempre eterno invariable Creador.
Nos habla el silencio y la inmensidad de las montañas, el arco iris trasmite el color de los humanos, que fiel mente sale marcando tu obra perenne, el sueño forjado del más allá con los tientes de sus colores refrescantes de un atardecer que puede ser cercano.
Quiero ondear en esa luz de la Aurora boreal matutina, con ráfagas de tu clemencia por lo olvidado, teniendo en cuenta de que es amor trasmitido en tus elementos, para que lleguemos a tu total perfección…”

Autora:  Mercedes Ramos